Trastorno bipolar II: su efecto en el cerebro

El trastorno cerebral conocido como transtorno bipolar II puede causar cambios en el estado de ánimo de una persona, su energía y los niveles de actividad, así como su capacidad para realizar funciones diarias en el hogar, el trabajo y la escuela. Los síntomas de la bipolaridad tipo II son generalmente notados inicialmente durante la juventud o en la adultez joven.

El cerebro desempeña un papel importante en el control de las emociones, pensamientos y otras funciones relevantes. Por lo tanto, tener un trastorno cerebral como la bipolaridad puede afectar todas estas funciones. Pero esta condición no afecta el cerebro entero sino sólo partes de él.

El trastorno bipolar II es considerada la más grave entre los tipos de bipolaridad del cerebro y puede producir completas fases maníacas o depresivas (o un estado mixto de ambos) durante siete días consecutivos, a menudo requiriendo la hospitalización de la persona. El trastorno bipolar II generalmente provoca estados depresivos con algunos estados de hipomanía demasiado marcados.

trastorno bipolar iiEl trastorno bipolar no especificado es otra categoría en donde los individuos realmente caen dentro del diagnóstico de trastorno bipolar II, debido a que los síntomas son menos graves o frecuentes. La ciclotimia es la versión leve de esta condición; el individuo experimenta depresión e hipomanía pero sólo por un período de dos años o menos.

La tecnología de resonancia magnética puede mostrar la actividad cerebral. Sin emboargo, el MIT subrayó la incapacidad de los equipos tradicionales de imágenes por resonancia magnética en este momento para ayudar en el diagnóstico del trastorno bipolar (I, II u otros tipos). Pero también se detalla los avances en la visualización de la función cerebral y su actividad que más tarde podría ayudar a diagnosticar el este tipo de enfermedad, y que ayudan ahora a supervisar el funcionamiento cerebral de los ya diagnosticados.

¿Qué parte del cerebro es afectada por el Trastorno Bipolar II?

Las anomalías en las zonas cerebrales particulares con déficit de materia gris afectan a determinadas funciones del cerebro. Las regiones prefrontales ventromediales del cerebro afectan la concentración, la inhibición, emociones, comportamiento y aprendizaje. Los sistemas anteriores límbicos afectan el olor, la agitación, el control emocional y la memoria.

Las personas afectadas con bipolaridad tipo II tienen anomalías de en varias zonas de la materia gris del cerebro. En un estudio realizado en 2009 por el departamento de psiquiatría del Instituto para la medicina conductual humana y el Seoul National University College of Medicine, se analizó la actividad de los cerebros de las personas con bipolaridad I y II mediante la tecnología de resonancia magnética. Los resultados del estudio mostraron anormalidades de materia gris cerebral en diferentes regiones del cerebro bipolar II, como así los participantes con trastorno bipolar I, aunque las personas con trastorno bipolar II tenían menos anormalidades. Las personas con este último trastorno mental tuvieron déficit de materia gris en las regiones prefrontales ventromediales del cerebro (situado en la parte trasera de la parte frontal del cerebro, dentro de la corteza y encima de las órbitas de los ojos) y también en los sistemas anteriores límbicos del cerebro (un área que abarca casi la longitud del cerebro, pero es hacia el centro del cerebro).

Speak Your Mind

*